Antergos como segunda distro en mi portátil.


Crossover post entre mi blog de linux y mi blog de arte. Por razones evidentes.


Desde hace un tiempo estoy con Chakra Linux. Una semi-rolling. Pero muy actualizada. Pero desde hace algo menos estoy además en Testing, con lo que Chakra es prácticamente una rolling release. Curiosamente, como hablamos de esta distro, el estar en Testing no añade excesiva inestabilidad al sistema. Ya me sé más o menos los truquis para sobrevivir con Chakra y estoy en un momento de recobrado equilibrio y placidez al haber arreglado el sobrecalentamiento del portátil, como comenté en el anterior post.

Pero siempre tengo una segunda partición "por si acaso" y de paso para hacer pruebas. Tenía hasta hace poquitos días Mint con Cinnamon y estaba bastante contento. Pero entre que tengo ya Mint en el ordenador de mis hijos y que soy KDEero puro y acabo echando cosas en falta en los entornos GTK, finalmente me he decidido a poner Antergos KDE en mi segunda partición, puesto que se lo he instalado a mi suegra y me ha sorprendido muy gratamente.

En Antergos tengo acceso a todo lo que está en los inmensos repos de ARCH, aunque a decir verdad no todo funciona. Chakra te "arropa" de un modo que Arch puro seguramente no. De hecho Antergos -aunque me parece el mejor KDE "archoide" que he probado después de Chakra y pese a que personaliza el escritorio de una forma que coincide bastante con mis preferencias- deja algunas cosas sin pulir y en AUR tampoco todos los paquetes están igual de mimados.

Pero en fin, muy contento con ambos sistemas. Chakra sigue siendo mi favorita, pero Antergos creo que sería mi opción si -Monesvol no lo quiera- la distro del helicóptero azul y nombre magufo desapareciera.