Sellos personalizados para Tuxpaint. PLUS: tuxpaint-config en Chakra.

A veces meter muchos
sellos no garantiza
un buen dibujo ;)
Tuxpaint es un pequeño programa de dibujo que suele estar en los repositorios oficiales de cualquier distro Linux. Resulta muy intuitivo y entretenido para usarlo los niños (bueno, y no tan niños, yo siempre lo instalo) entre otras cosas porque incluye los sellos. Algo que yo no veía desde los tiempos de MacOS 7 (Paintbrush) y que resulta adictivo. Los sellos son imágenes prediseñadas que puedes "pegar" las veces que quieras con un simple clic, haciendo así collages de forma rápida.

El problema es que por más que se instalen sellos extra, siempre parecen pocos, o no los hay sobre los dibujos que nos gustan o nos apetecería usar.


Así que me pregunté dónde se guardaban y cómo añadir más. El caso es que los sellos de tuxpaint están guardados en 
/usr/share/tuxpaint/stamps/

Al principio fui añadiendo imágenes allí, a lo bruto, hasta que vi que podía organizarlas en carpetas y luego así el programa las presentaba de forma ordenada. Pero resultaba engorroso por los permisos de /usr/share...

Finalmente se me ocurrió probar algo que os presento ahora, y que ¡funciona!

Así que este es el truco. Se puede hacer desde la terminal o bien con un navegador en modo root. La idea es muy simple:
  1. Movemos la carpeta stamps a un lugar de nuestro /home que nos resulte cómodo. Por ejemplo: /home/tuusuario/Imágenes/stamps. Podríamos renombrar la carpeta stamps si queremos (por ejemplo tuxpaint-stamps).
  2. Creamos un enlace a esa carpeta en /usr/share/tuxpaint para que el programa siga viendo el directorio stamps en su sitio, aunque ahora sea un mero enlace a otro lugar del disco.
  3. Modificamos los permisos para que la carpeta stamps sea accesible desde nuestro usuario.
Ahora ya podremos descargar o crear imágenes para los sellos de Tuxpaint fácilmente y organizarlas por carpetas. Para que funcionen bien deben estar en formato png y preferiblemente con fondo transparente.

¡A disfrutar!





Y el plus:

Normalmente el paquete tuxpaint viene acompañado de otro paquete con extras y un paquete llamado tuxpaint-config, que sirve para configurar parámetros como la resolución de pantalla o los efectos de sonido, pues tuxpaint no incluye tales controles dentro de un menú preferencias típico. Como Chakra Linux es una distro "talibán" de QT, las cosas como tuxpaint no tienen demasiado soporte, y falta tuxpaint-config, de modo que Tuxpaint está siempre con una resolución mínima y opciones básicas. Al final he descubierto que es posible bajarse el paquete de la distro madre (Archlinux) y simplemente instalarlo (en su versión de 64 bits) con $pacman -U nombredelpaquete.tar.xz y pese a que esto nunca debe hacerse pues Arch y Chakra no tienen los mismos directorios de instalación, lo cierto es que funciona perfectamente sin más. No comprometes -que yo sepa- el sistema en este caso. Al menos a mi no me ha fallado. Pero si no lo instalas, por precaución, seguramente harás bien.