Tres utilidades de KDE

Una monadita
de Konqui, y
made in Galicia
Una de las diferencias de Linux con los dos sistemas operativos más conocidos es que en Linux es posible utilizar diferentes escritorios, gestores de sesiones, decoradores de ventanas... Lo más parecido que hay fuera de GNU-Linux son los "launchers" de Android (por cierto, otro SO con el núcleo Linux, aunque sea un tanto especial).

Por eso, probablemente, no encontraremos dos escritorios iguales, ni siquiera en la misma casa. Hay muchos más, pero los entornos más conocidos son KDE, Gnome, Unity, Mate, Cinnamon, XFCE, LXDE, Openbox, Enlightement... y constantemente aparecen nuevas opciones, como el reciente -y prometedor- LXQT, unión de LXDE y Razor-QT.


En casa tenemos dos ordenadores con KDE y otros dos, uno con XFCE y otro con LXQT, por ejemplo.

A mí el escritorio que más me gusta es KDE. No puedo evitarlo: aunque sea algo más pesado que otros me parece con diferencia el más cómodo. Y además el que hace las cosas más cómodas para cualquier uso que le quiera dar. Llevo ya cuatro años con KDE y mi gusto por este escritorio es tal que utilizo la distro talibán KDE por excelencia: Chakra Linux. Una distribución Linux pensada por y para KDE partiendo de Arch.

Va realmente bien, o por lo menos para mí. Una de las principales razones de que use KDE es lo bien que se maneja con las imágenes. El navegador de archivos Dolphin presenta las miniaturas en tamaño configurable con una barra deslizante, y el visor de imágenes de KDE, además, integra los kipi-plugins que permiten hacer diferentes tareas habituales con las imágenes desde el menú principal. Gwenview lo uso todos los días, y cuando no lo tengo (en distros GTK) acabo instalándolo y trayéndome medio KDE porque los visores GTK son increíblemente primitivos a su lado, o lo que es peor, se parecen a ese engendro maquero llamado iPhoto, que hace catálogos y demás, gastando tiempo y recursos sin necesidad al menos para mí. Vade Retro.

Hoy quiero hablar de algunas utilidades que me están resultando muy prácticas en KDE.

La primera son los propios Kipi-plugins.

Kipi-plugins en Gwenview.


Son unos plugins de manejo de imágenes con asistentes para imprimir miniaturas o fotos elegidas, para renombrar imágenes, para transformar, unir en panorámica,importar, exportar... y que usan varios programas de KDE, entre ellos DigiKam o el propio visor Gwenview. Resulta muy útil tenerlos instalados y se hace de manera muy sencilla:

$ sudo apt-get install kipi-plugins
en Debian, Ubuntu o derivadas o

$ sudo pacman -S kipi-plugins
en Arch o derivadas (como Chakra o Manjaro).


Al pasar por encima de uno de los arcos se muestra
la información detallada. Si se hace clic se crean nuevos
quesitos sobre el elemento que hemos clicado.
Otra es Filelight. Filelight nos indica de forma gráfica el "peso" de los archivos y carpetas que tenemos, es muy parecido a Baobab para GTK o SpaceMonger para Windows. La ventaja es que se integra en el menú contextual con Dolphin, de modo que siempre lo tendrás disponible.

Para instalar, igual que antes:

$ sudo apt-get install kdeutils-filelight
en Debian, Ubuntu o derivadas o

$ sudo pacman -S kdeutils-filelight
en Arch o derivadas (como Chakra o Manjaro).



Y por último otra utilidad que me sulibeya: KDEConnect. En Chakra viene ya instalada por defecto y una vez compruebas su enorme utilidad y comodidad entiendes que lo hayan incluido pese a ser tan reciente.

KDEConnect
sirve para comunicar tu(s) móvil(es) y tablet(s) Android con el escritorio KDE. Diversas funciones, tales como la mensajería, la monitorización de la batería, el paso de imágenes y archivos entre el ordenador y el móvil y viceversa, la navegación por las carpetas del móvil, etc, etc, quedarán disponibles sin cables, utilizando la red Wifi casera.

También sirve -y es una pasada- para manejar desde el móvil o tableta los controles del reproductor en uso en el ordenador (VLC, Amarok...) o incluso para manejar el cursor del ratón desde el móvil, como si el móvil o tablet fuera el pad de un portátil.

Discreto pero matón. Todo lo que trae KDEConnect.
Y cada vez tiene más funciones interesantes.
Necesitarás:
  1. Instalar KDEConnect en tu dispositivo (móvil o tablet). Está disponible en la tienda Google.
  2. Instalar KDEConnect también en tu KDE.
  3. Vincular el dispositivo y el ordenador.
 Lo mismo:

Para instalar, igual que antes:

$ sudo apt-get install kdeconnect
en Debian, Ubuntu o derivadas o

$ sudo pacman -S kdeconnect
en Arch o derivadas (como Chakra o Manjaro).

Poco a poco iré añadiendo en este blog también entradas con curiosidades, trucos, problemas y sus soluciones, etc. Por una parte comparto mis hallazgos y por otra los apunto aquí y así me queda el recordatorio para otra vez.